6.11.2015

Oncedejunio

...Hemos terminado de comer la tarta, el café, varios gintonics más; hemos andado por todas las mesas saludando a familiares y conocidos de la fiesta. Pronto ha empezado a caer la noche y el clima ha cambiado un poco.

Nos han acomodado dentro del hotel, en una sala muy parecida a un pub pero con algo más de luz. Todo en el mismo estilo árabe. Al fondo hay una barra donde todos los invitados piden copas y por todas partes hay mesas con gominolas y chocolates. Suena música animada y todos estamos colocados por grupos bailando, bebiendo, y haciendo un poco el tonto. La verdad es que he conseguido integrarme en la fiesta y todo gracias a Amanda y los gintonics que no ha parado de traerme.

-          Yo odio las bodas pero...– Comenta Amanda a uno de mis primos.

-          ¡A mí me encantan!  - La interrumpo mientras alzo mi copa en medio del grupo en el que estamos. Todos alzan su copa y gritan. Brindamos y descubro que por primera vez en varios meses me lo estoy pasando muy bien. Todos lo hacemos.

Amanda y yo nos apartamos de la pista de baile para sentarnos en uno de los sofás. Nos duelen los pies y estamos en ese momento de exaltación de la amistad.

-          De verdad Amy, no sé qué haría sin ti. Gracias por haber venido, sabes que no habría sido capaz de venir sola.

-          Cris, no seas tonta. Haría por ti cualquier cosa, además no ha sido para tanto. Esta boda hará que quiera casarme – Se levanta y comienza a mover sus caderas delante de mí, agarra mis manos mientras yo suelto una carcajada. Amanda está borracha, pero en ese punto gracioso, yo estoy en ese punto en el que comienza a darme vueltas la sala y sé que tengo que parar de beber durante un rato.

-          Vaya, al final va a ser verdad que sois pareja – Rafa se coloca detrás de Amanda y la agarra por la cintura, contonea sus caderas al mismo ritmo que ella. Ésta para en seco y se gira lentamente para mirarlo.

-          ¡Eh! No toques a mi esposa – Bromeo mientras me levanto y aparto su mano de la cintura de Amanda. Él sonríe. Amanda nos mira extrañada.

-          Soy Rafa – Se presenta.

-          Amanda -  Lo mira analizándolo, con una sonrisa que denota que le gusta lo que ve. Él lo sabe. Yo lo sé. Hablan y ella se toca el pelo. Cuidado.

Estoy muy asombrada con la capacidad que tiene este chico para volver locas a las chicas. Le toca el brazo, le sonríe, se coloca el tupé... Cuando me doy cuenta Alex está delante de mí y me ha apartado de Amanda y Rafa. Coge mis manos y me lleva a la pista de baile. Su sonrisa también es bonita aunque no es tan pilla como la de su primo.

-          Pensaba que eras amigo de Pedro – Le recrimino para hacerle saber que me he dado cuenta de su maniobra de alejarme de Amanda.

-          Lo conozco, pero no somos amigos. ¿Se enfadará si bailo contigo?

-          Se enfadará si tu primo la toca demasiado, que lo está haciendo – Ambos miramos hacia Amanda y Rafa que se ríen sin parar.

-          ¿Qué te hace pensar que la maniobra la estoy haciendo yo y no mi primo? – Sí, ahí está la sonrisa pilla. No puedo evitar sonreír. El alcohol ha llegado a bloquear mis capacidades cognitivas y no puedo recordar que repudio a los hombres. Agarra mi cintura y me pega más a él. Nos contoneamos y me estoy dejando llevar. En uno de los giros veo que hay demasiado acercamiento entre Amanda y Rafa.

-          Que él la necesita más que tú -  Susurro en su oído con voz de borracha mientras me separo lentamente de él. Le guiño un ojo, en mi mente quedó sexy pero no sé guiñar así que supongo que fue todo lo contrario; me dirijo a ayudar a Amanda, más bien a ayudar a Pedro. Alex me sonríe con una mano metida en un bolsillo del pantalón.

Cuando llego donde Amanda y Rafa están sentados descubro que están hablando de Pedro, que lo echa de menos y que está deseando que termine esta fiesta para darle un beso. Eso me tranquiliza. Rafa la escucha atento pero de vez en cuando le hace proposiciones indecentes en un tono que ella entiende como broma. Me desplomo entre los dos.

-          ¿Por qué no bailamos?  - Pregunto mientras recuesto mi cabeza en el hombro de Amanda.
-          Porque tu amiga es una sosa – Dice molesto Rafa.

-          No, mi amiga es fiel – Respondo acercándome a su cara con el dedo índice levantado a la espera de un donut.

-          ¡¡Ehh!! Las fieles también podemos bailar – Amanda se levanta y nos agarra a cada una de una mano impulsándonos hasta el centro de la pista. Los tres comenzamos a bailar la bomba de King África. Muy típica en estos tipos de eventos.

Nos colocamos a ambos lados de Rafa y bailamos, que si movimiento sexy, que si sensual, pero todo muy haciendo el tonto. No paramos de reír y la sonrisa de Rafa cuando ríe de verdad es mucho más bonita que la que esboza para conquistar. Él nos coge de los brazos y nos acerca, luego nos aleja. A mí todo comienza a darme más vueltas. Veo en una esquina a Alex mirando hacia donde bailamos, nos sonríe, está hablando con siniestro y mafioso.  

-          Dile a tu primo que venga  - Le grito a Rafa en el oído.

-          No, mi primo está bien allí – Responde sonriéndome mientras nos agarra por la cintura. Amanda baila como si no hubiese mañana. Yo, con un “cabrón” en mi mente, le suelto un golpe en el hombro. Le hago un gesto a Alex para que se acerque. Él me responde haciéndome el mismo gesto, niego con la cabeza con un “ni de coña” en mis labios. Avanza un poco hacia nosotros y vuelve a pedirme que me acerque. Me suelto de Rafa y voy hacia donde Alex me espera con una copa en su mano.

-          ¿Quién hace la maniobra ahora? – Pregunta mientras me da la copa. Yo sonrío y descubro lo nerviosa que es capaz de hacerme sentir este chico.

-          Mi Amanda es buena chica, no necesita ayuda. – Digo rebuscando en mi mente la frase más adecuada.

-          No sabes lo retorcido que puede llegar a ser Rafa.

-          ¡¡Me ha tocado el culo!! – Grita Amanda que se acerca con Rafa.

-          No, no, era cintura. – Discute bromeando Rafa con sus dos manos levantadas. Alex me mira para que le dé la razón. Yo miro a Amanda boquiabierta y ella me sonríe indicándome que todo está bien. – No me merecía el bofetón. – Rafa se toca la cara.

-          No toques donde no debes – Dice moviendo su dedo índice y se va con mis primos que están en la barra.

-          Bueno, la apuesta está más que perdida – Miro el reloj de Rafa que marca las 00.15. Alex asiente. Rafa asiente derrotado también.

-          Me sobran – Dice con una enorme sonrisa en su cara mientras hace un gesto de abundancia con la mano. Alex suelta una carcajada y Rafa se va hacia la camarera que pasa con una bandeja de canapés.
Alex y yo nos acomodamos en un sofá a tomar algunos canapés.

-          En la comida, no has abierto la boca, eso me ha hecho pensar que eras una de esas amargadas asociales.

-          Bueno, tampoco te equivocas mucho. Un poco asocial sí que soy y amargada también – Sonrío tristemente llevándome un canapé a la boca.

-          No lo creo, sólo será un mal momento pero es lo bueno de los momentos, que duran poco. – Asiento con la cabeza, estoy borracha y pensar en Alberto ahora me entristece. Prefiero evitar el tema y él se ha dado cuenta. - ¿A qué te dedicas Cris?

-          Soy enfermera, superé mi miedo a las agujas hace cuatro meses. – Hago el gesto de victoria con mis dedos, intento ser simpática y Alex se ríe. Conseguido. - ¿Qué eres tú?.. No espera déjame que lo adivine. – Toco su fuerte brazo. Lo miro. - ¿Bombero? – Levanto una de mis cejas. Ambos reímos.
-          Sigue intentándolo.

-          ¿Repartidor de pizzas? – Niega con la cabeza. – No sé, me rindo. – Saca de su cartera una tarjeta y me la da.

-          Le arreglaré los papeles del divorcio a Elena cuando llegue el momento.

En la tarjeta puedo leer <<Alejandro Mendoza>> <<Abogado>> y su número de teléfono.

-          No digas eso – Y le doy un codazo a lo que responde sacándome la lengua. Me mira fijamente, analiza cada una de las facciones de mi rostro.

-          ¿De dónde has salido tú? – Pregunta acariciándome la mejilla mientras me encojo de hombros intentando descubrir a qué se refiere. El alcohol de nuevo no me deja pensar.  - ¿Sabes cuánto tiempo he estado buscándote?

-          Hahaha – No puedo evitar soltar una carcajada aunque siendo sincera me ha derretido con esa frase, lástima que sea mentira. – Lo tienes muy bien estudiado – Digo mirando hacia la pista de baile un poco molesta.

-          Eres preciosa – Acaricia mi pierna sosteniendo una sonrisa. Lo miro intentando mostrar seguridad pero la realidad es que en estos momentos soy un flan.

-          Tú también. – Respondo nerviosa. Él no puede evitar reír.


-          Gracias. – Muevo mis labios intentando arreglar lo dicho, pero mis nervios impiden que consiga articular palabra. – Me han llamado muchas cosas ¿sabes?, pero preciosa nunca – Ambos reímos...

14 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Acabo de darme una vuelta por tu blog y la verdad es que pinta muy bien, eh. Una historia muy entretenida. :)
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  2. Uy, uy. Me estoy enganchando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja me alegra que te enganches!! ya verás mañana como va a terminar la boda :O
      Gracias por leerme :)

      Eliminar
  3. Pero como nos dejas asiiii??? Yo soy de las de leerme los libros en tres días así que te pido por el bien de mi salud q subas los capítulo de dos en dos por lo menos jajajaj
    P.d. Si estuviera a la venta me lo compraba seguro!!! Sigue así!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja que feliz me hace que digas eso :)
      Mañana estoy segura de que me matarás jajaja
      Muchísimas gracias!!!!

      Eliminar
  4. Que bireen nuevo capi! Ya soy fan de tu historia. Me muero por saber que pasará, se me ha hecho cortito :(
    Alex me esta cayendo tan bien, ya me he enamorado jajajajaja.
    Brsitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ves muchas r entre palabras es porque te escribo desde el movil...jajaja sorry!

      Eliminar
    2. Qué bien!! Pues ya verás qué pasa en el nuevo de hoy, espero seguir dejándote con la intriga :)
      Un beso!

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Gracias por pasarte por mi blog, me he dado una vuelta, tal como me lo pediste, y quede encantada con tu blog-novela.
    Que padre que te animaras a hacerlo, te felicito, va quedando genial.
    Y te ofrezco mi ayuda para cualquier cosa, diseño del blog, o algo, no sé. Tú dime y te ayudo.
    Tu historia me va gustando, pinta bien ;)
    Nos estamos leyendo, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias guapisima! Me hace mucha ilusión lo que me dices, espero que mi historia te atrape y no puedas dejar de leerme :)
      Un beso enorme!!

      Eliminar
  6. Anónimo11:53 a. m.

    Ainss que no puedo dejar de leer, jaja que bueno , me voy a dejar la vista en la pantalla del ordenador pero no importa

    ResponderEliminar
  7. Me he hecho seguidora del blog sino mis comentarios salen como anonimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale! Jajaja me alegro de que te guste y no puedas parar!! :)

      Eliminar