6.22.2015

Veintidosdejunio

 ...Vuelvo al trabajo sin dejar de pensar en mi cita, tengo que reconocer que me ha costado volver a concentrarme. El tiempo pasa muy rápido y cuando me quiero dar cuenta estoy de vuelta a casa.

-          Te echaré de menos esta noche – Dice melosa Sindy por teléfono. Cuando me escucha entrar se gira en la silla de madera y comienza a hacerme señas con las manos. Está eufórica. – No, seguro que yo te echo más de menos.

-          Dios, ¿Qué te han hecho? – Pregunto desconcertada ante tanto empalagamiento.

Me doy una ducha y después con la toalla liada en mi cuerpo me paro delante de mi viejo armario en el que toda mi ropa está agolpada, es tan pequeño. Sindy me observa apoyada en el marco de la puerta.

-          ¿Una cita? – Pregunta levantando las cejas.

-          Sí.  – Suspiro mientras rebusco entre multitud de ropa. – ¡¡no encuentro nada!! – Lloriqueo y me lanzo a la cama donde pataleo; descubro el olor a Rafa entre mis sábanas. ¿Qué estará haciendo?

-          Cris, te ha visto con el pijama de vaquitas, da igual lo que te pongas. Si le pones con ese pijama le pondrás hasta con esos leggins cósmicos tan feos que tienes. – Dice mientras se acerca para sentarse a mi lado.

-          ¡Qué manía con mi pijama! Además la cita no es con Rafa pesada. Es con Alex y él no me ha visto con mi precioso pijama. – Me vuelvo a poner delante del armario del que saco varias prendas. – No me lo ha visto AÚN – Miro sonriente a Sindy que resopla dándome por perdida.

-          Sí, tendré que quemar ese pijama y algún día me lo agradecerás.

-          Si haces eso no me quedará otra que matarte.

-          Pues que quieres que te diga, a mi el fresquísimo me gusta más que Alex – Dice mientras me observa pegando saltitos para meterme en unos ajustados vaqueros.

-          Pero Sin, si tu no conoces a Alex.

-          Ya, pero sí a Rafa y me parece un buen chico. Es simpático, gracioso y además está como un tren. Aparte de que te trata muy bien, no te creas que no he visto los envoltorios del chocolate milka.

-          Sí, Rafa es un buen chico pero a mí el que me pone es el primo.  – Confieso mirándome el culo en el espejo que hay tras la puerta del armario.

Mi móvil suena, lo miro rápidamente. Alex me ha mandado la ubicación exacta del pub y dice que está impaciente por verme. Sonrío como una tonta. Sindy me quita el móvil para cotillear, no opongo resistencia. Mira la foto de su perfil con detenimiento.

-          Pues para ser primos, son totalmente opuestos. Es el típico morenote que te gusta a ti.
-          Sí, es un dios del destino – Suspiro. Finalmente llevaré estos ajustados pantalones con una camisa negra con transparencias y unos tacones también negros, muy altos y con plataforma.

-          Ahora que lo he visto, te puedo decir que me sigue gustando más Rafa.

-          Pues si tanto te gusta, para ti – Le digo en un tono borde mientras salgo en dirección al baño donde me pinto la raya del ojo y los labios rojos.

El viento me despeina, lucho contra él una y otra vez recolocándome el flequillo. El taxi me ha dejado a escasos metros del pub. Me tiemblan tanto las piernas que pisar firme en este acerado se vuelve una tarea complicada; estoy muy nerviosa. Respiro hondo. Nunca he estado en este sitio, parece un pub irlandés. Al entrar lo primero que veo es una barra de madera iluminada por lamparitas verdes que cuelgan del techo. Miro a mi alrededor buscando a Alex, hay numerosas mesas de madera cada una adornada por una lamparita verde en el centro. El sitio está lleno de gente que se agolpa al fondo donde hay un pequeño escenario en el que un joven está sentado tocando una guitarra mientras canta en inglés una canción nostálgica. La melodía es bonita, y su voz también, se rompe al final de cada nota.

Todos lo escuchan mientras beben cerveza en una enorme jarra. El joven viste unos vaqueros y una camisa a cuadros roja y verde. Tiene el pelo castaño oscuro y largo, algunos mechones le descansan sobre la frente. A medida que me acerco puedo observar que tiene unos preciosos y melancólicos ojos azules que encoje en cada agudo. No sonríe, parece que en cualquier momento se echará a llorar. Lo miro entusiasmada.

-          Tres eses, ¡qué guapa te has puesto! – La mano de Rafa se posa sobre mi cintura y me sorprende con un beso en la mejilla.

Estamos rodeados de gente y vuelvo a buscar con mi mirada a Alex. No lo veo. Rafa está muy guapo hoy. Sus verdes ojos brillan más que nunca y su sonrisa es menos pilla que de costumbre.

-          ¿Qué haces aquí? – Pregunto sorprendida.

-          He venido con Alex y sus amigos a ver a Richi – Señala al cantante que acaba de terminar la canción y todos comienzan a aplaudir.

-          Pensé que sería una cita. – Digo decepcionada mientras le arrebato la cerveza que sujeta con su otra mano y doy un trago.

-          Él es así. – Me coge del hombro para alejarnos del escenario e ir con todos que se disponen alrededor de una mesa. Siniestro, mafioso y en medio él. – No le he comentado nada sobre nuestras fiestas de pijamas, es mejor así. – Me susurra en el oído.

Asiento y cuando estamos delante de la mesa saludo a todos los presentes. Me hacen un hueco al lado de Alex, en el sofá en forma de semicírculo que rodea la mesa. Rafa me trae una cerveza antes de sentarse al lado de mafioso.

-          Parece inglés – Comento mirando a Richi.

-          Su padre es de Londres, nació allí – Me explica Alex.

-          Lo que es, es un putero – Comenta Mafioso con una sonrisa bajo su bigote – parece mariquitilla pero ese rollo les gusta a las tías.

-          En primera fila tiene a tres como locas – Dice Siniestro mirando hacia el escenario. 

-          Canta cosas tan tristes – Digo en un suspiro y me apoyo en mi mano derecha mirando como Richi se coloca el pelo y comienza a tocar unos acordes con su guitarra.

-          ¿Lo ves? – Mafioso me señala mientras todos se ríen.

-          Sí, el martirizado hombre de melancólicos ojos azules nos mola – Confieso sonriente.

-          Dentro de poco te unirás a las de la primera fila y acabarás lanzándole el sujetador – Dice Rafa. Su enorme sonrisa de nuevo mostrando la perfección de sus dientes.

Todos reímos, charlamos y escuchamos a Richi cantar. Alex apenas ha cruzado palabra alguna conmigo, a veces ha acariciado mi pierna bajo la mesa y poco más. Este chico me desconcierta. Rafa ha estado hablando con unas chicas de una mesa cercana pero le han dado calabazas o eso ha contado.

-          ¿Estás cansada? – Me pregunta Alex que me ha visto bostezar en más de una ocasión. Observo sus intensos ojos negros que me intimidan.

-          Un poco, pero me estoy divirtiendo – Respondo con mi mejor sonrisa.

Alex se levanta y me alarga su mano para que lo siga. Lleva un pantalón de traje azul marino y una camisa celeste. Parece como si hubiese venido directo del trabajo. Voy tras él, desde aquí observo su ancha espalda, un latigazo me recorre. Nos acercamos a la barra y pide dos chupitos.

-          ¿Te han dicho ya lo guapa que estás?

-          Gracias – Me sonrojo y agacho la mirada. Con uno de sus dedos me alza la barbilla. Lo miro y me está mirando, se acerca poco a poco con su boca a la mía y ahí viene mi primer beso con él. Bueno, mi segundo primer beso.

Este beso si contabiliza, nuestras lenguas se enredan; sabe delicioso. Mi estomago y mi corazón dan un vuelco, me tiemblan las piernas a medida que sus labios recorren los míos. Con su otra mano me acerca a él. Su respiración se acelera, en ese momento me olvido que estamos en un pub lleno de gente y que el camarero está justo delante nuestra sirviéndonos los chupitos. Estamos él,  yo y nuestras bocas. Es un beso magistral. Nuestras bocas se separan cuando el camarero se aclara la voz para que paguemos. Alex me tiende el chupito y tras brindar nos lo bebemos de un solo trago. Aun estoy sin aliento y acalorada.

-          Me parece que esta noche te vas a tener que conformar con el martirizado hombre de melancólicos ojos negros – Me guiña uno de sus ojos.

-          Qué remedio – Bromeo.

Miro hacia la mesa para encontrarme con los ojos de Rafa observándonos. Me lanza una sonrisa. Siniestro y Mafioso hablan sobre algo que parece no interesarle mucho...

10 comentarios:

  1. ¡Muero lentamente!
    No me esperaba ese beso después de ver que no se trataba de una cita, y el pobre Rafa allí mirándolos, al final se va a quedar en la friendzone, con lo majo que es (aparentemente). Ya me vuelves a tener de los nervios y ahora es peor! Quiero que llegue mañana ya ^^
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No por favor! Rafa no puede quedarse en la friendzone... El Álex éste es un mojabragas. Seguro que es de los que van de buenos y luego no son tan buenos y Rafa de los que van de malos y luego no son tan malos jajajaa. Veremos qué pasa...

      Eliminar
    2. Jaajaja ayyy me estáis impacientando a mi también :):):)
      A ver mañana que pasará ;P
      Un besazo guapas!!

      Eliminar
    3. Jajajaja Rumbi, ahora que lo pienso puede ser, yo tampoco quiero que el pobre Rafa quede en la Friendzone estoy muriendo de los nerviooos.
      Hemos logrado impacientar a la autora, es tú culpa por engancharnos!! Jajajaja xD
      Un besito a las dos!!!

      Eliminar
  2. Anónimo1:40 p. m.

    Me encanta tu historia!!! La empecé a leer y no he parado.
    Me he enamorado sin remedio de Rafa, Alex no me gusta mucho, y creo que Cristina tiene personalidad y no es la típica protagonista tontita sin neuronas.
    Sigue así!!! Que ganas del próximo capítulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Me hace tan feliz leer tus palabras :)
      Pues mañana más!
      Un besote!

      Eliminar
  3. ¡Bueno! Esto va poniéndose interesante... A mi si que me gusta Alex, lo veo con más personalidad, pero, claro me puede sorprender Rafa, veremos que pasa mañana. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos que seguir conociéndolos para saber cual nos gustara mas :);) mañana continuamos!!
      Un beso guapa!

      Eliminar
  4. No me gusta la chulería de Alex apenas hablan y le mete la lengua hasta la campanilla?? Pero he de reconocer q mi lado macara esta enamorada de esa chulería!! Peroo i love Rafa, ya nos ha mostrado su lado dulce y ha salido de el algún chascarrillo macarra!! Lo tendrá todo este Rafa?? Publica mas que ya no me quedan ni uñas ni cávalas en las que pensar, siempre me sorprendes!!un besado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ay Araceli que graciosa eres ;);) mañana te doy mas, espero no dejarte peor que hoy ;P
      Un besote guapísima!

      Eliminar